Home » Articulos, Featured, Headline, Hi Tech Marketing

Disrupción

9 July 2012 No Comment

Las primeras fotografías de la superficie lunar fueron tomadas por Neil Armstrong el 20 de julio de 1969. La cámara que utilizo era una Hasselblad HED, creada ex profeso para la NASA.  La elección de este modelo,  después de las modificaciones necesarias para adaptarla a las condiciones lunares respondía  a la exigencia de emplear la mejor tecnología disponible en la época.

Veinte años despuésaparecieron en el mercado las cámaras digitales. Más versátiles, cómodas, rápidas, con la posibilidad de ver  inmediatamente
el resultado y de modificar los contenidos con  los programas de retoque. Su capacidad de almacenamiento, edición y transporte hicieron que  los fotógrafos
profesionales adoptaran con avidez la nueva tecnología, pese a que la resolución máxima de una cámara digital de la a época rondaba en el mejor de
los casos los 6 Megapíxel, mientras que   la  resolución equivalente de una Hasselblad era entre  seis y diez veces mayor (36 Megapíxel)

Presionados por la  fuga masiva de clientes, el departamentos de I+D de Hasselblad intentó primero compatibilizar la nueva tecnología analógica con la digital lanzando un modelo híbrido, para finalmente incorporar un modelo completamente digital en 2005 después de importantes cambios en el accionariado  y rondar la a bancarrota en 2003.
El ejemplo anterior (extraído de una tesis doctoral en la U. de Göteborg) es un caso paradigmático de los efectos en los mercados y las empresas cuando se
enfrentan a una innovación disruptiva, (aquella capaz de crear un nuevo mercado, basada en tecnología punta  y superior funcionalmente respecto a la que
sustituye).

La reacción  a la amenaza que este tipo de innovaciones  generan en las empresas establecidas en el mercado y con productos consolidados es la de añadir  nuevas funcionalidades al producto para hacerlomás sofisticado  obcecados en continuarevolucionando sin darse cuenta que toda innovación evolutiva tiene un límite que se manifiesta cuando los usuarios ya no perciben como una ventaja diferencial las nuevas funcionalidades del producto.

Un buen ejemplo de lo anterior es la industria audiovisual. Un mercado en plena efervescencia y evolución continúa que se ve sacudido periódicamente  por el viento híper huracanado de lasinnovaciones disruptivas.
Si la transición de la tecnología analógica a la digital dejó un montón  de cadáveres asu paso, podemos predecir sin riesgo a equivocarnos que la aparición de los
formatos en Internet, el acceso a los contenidos en la  nube, la desagregación y re-agregación  de contenidos y el fin del soporte físico como consecuencia de la ubicuidad de la red van a provocar efectos parecidos.
Ninguno de nosotros puede predecir el futuro, pero si sabemos que será distinto y solo la capacidad de adaptación de los más avanzados, aquellos que entiendan la dinámica que imponen las innovaciones disruptivas (léase Apple como ejemplo) serán capaces de continuar en el camino.

Volvamos al principio  y visto lo visto preguntémonos: si alguna vez el hombre decidiese volver  a
la Luna, ¿cómo sería la cámara de fotos?

Leave a comment!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.

Be nice. Keep it clean. Stay on topic. No spam.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

This is a Gravatar-enabled weblog. To get your own globally-recognized-avatar, please register at Gravatar.